.

  • Escucha a tu corazon

.

Solo tu sabes lo que quieres y deseas.

Pero muchas veces, por escuchar a tu entorno y peor aún, por dejar contentos a los demás y darles los gustos, dejas de escucharte a ti misma.

En esos momentos en que te sientes atrapada, que no sabes que hacer o decidir, detente.

No sigas dejandote llevar por la manada, aunque ellos quieran lo mejor para tí, no saben que es lo que tu verdaderamente quieres.

En ese preciso momento…

escucha a tu corazón y el te dara la respuestas….

.


Escucha a tu Corazón (LAURA PAUSINI)

.

Que ahora como estas plantada por tu historia

acabada y de frente a ti la enorme cuesta

arriba, te sientes algo sola sin nadie

que se siente a escucharte que

comprenda tu situacion, no te debes

de rendir.

Y sigues sinedo tu, persigue tu destino,

pues todo ese dolor que esta

dentro nunca debe interferir en tu camino,

descubriras asi que tu historia cada

minuto pertenecen tan solo a ti,

mas si te has quedado tu navegando sin

razones en el mar de tus porques…

Mira en ti, escucha el silencio, tu corazon

te soplara las palabras, mira dentro

de ti misma y entonces,

prueba si alcanzas donde te lleva tu alma

Es dificil decidirce, que es lo correcto

que bede hacerse, si se tiene la cabeza

en otra parte, tu orgullo que te atrapa,

las noches que el dolor te destapa todo

tu miedo a equivocarte si te vuelves

a sentir persiguiendo las estrellas

nunca debes renunciar…

Cree en ti, escucha el silencio, tu corazon

te cuarara las heridas, mira dentro de ti misma,

y entonces prueba volar donde el dolor

no te siga, no te engañaras, si escuchas

atenta abre los abrazos y es posible

que entonces cada mano, cada sueño

que quieras tener, cada uno de nosostros

te espera con su corazon..

Cada vez que tu asi te lo sabes prueba escucharle,

tu corazon si que lo sabe, tu prueba escucharle,

tu corazon si que sabe,tu corazon si que sabe..

Anuncios

.

  • La mariposa Azul 

.

Había una vez un viudo que vivía con sus dos hijas curiosas e inteligentes.

Las niñas siempre hacían muchas preguntas; alguna de ellas, él sabía responder, otras no.

El pretendía ofrecerles la mejor educación, por tanto mandó a las niñas de vacaciones con un sabio que vivía en lo alto de una colina.

El sabio siempre respondía a todas las preguntas sin ni siquiera dudar.

Impacientes las niñas decidieron inventar una pregunta que él no sabría responder.

Entonces, una de ellas apareció con una linda mariposa azul que usaría para engañar al sabio.

“¿Qué vas a hacer?”-

Preguntó la hermana, a lo cual le respondió:

“Voy a esconder la mariposa en mis manos y preguntarle al sabio si está viva o muerta”

“Si él dijese que está muerta, abriré mis manos y la dejaré volar. Si dice que esta viva la apretaré y la aplastaré.

Y así, cualquiera que sea su respuesta, ¡Será una respuesta equivocada!”

Las dos niñas fueron entonces al encuentro del sabio, que estaba meditando.

-“Tengo aquí una mariposa azul. Dígame, sabio ¿está viva o muerta?”

Muy calmadamente el sabio sonrió y respondió:

“Depende de ti… Ella está en tus manos.”

Así es nuestra vida, nuestro presente y nuestro futuro.

No debes de culpar a nadie cuando algo falle: somos nosotros los responsables por aquello que conquistamos (o no conquistamos).

Nuestra vida está en nuestras manos. Dios nos la dio, como la mariposa azul… Nos toca a nosotros escoger que hacer con ella.

Desconozco su autor.