.

  • La mariposa Azul 

.

Había una vez un viudo que vivía con sus dos hijas curiosas e inteligentes.

Las niñas siempre hacían muchas preguntas; alguna de ellas, él sabía responder, otras no.

El pretendía ofrecerles la mejor educación, por tanto mandó a las niñas de vacaciones con un sabio que vivía en lo alto de una colina.

El sabio siempre respondía a todas las preguntas sin ni siquiera dudar.

Impacientes las niñas decidieron inventar una pregunta que él no sabría responder.

Entonces, una de ellas apareció con una linda mariposa azul que usaría para engañar al sabio.

“¿Qué vas a hacer?”-

Preguntó la hermana, a lo cual le respondió:

“Voy a esconder la mariposa en mis manos y preguntarle al sabio si está viva o muerta”

“Si él dijese que está muerta, abriré mis manos y la dejaré volar. Si dice que esta viva la apretaré y la aplastaré.

Y así, cualquiera que sea su respuesta, ¡Será una respuesta equivocada!”

Las dos niñas fueron entonces al encuentro del sabio, que estaba meditando.

-“Tengo aquí una mariposa azul. Dígame, sabio ¿está viva o muerta?”

Muy calmadamente el sabio sonrió y respondió:

“Depende de ti… Ella está en tus manos.”

Así es nuestra vida, nuestro presente y nuestro futuro.

No debes de culpar a nadie cuando algo falle: somos nosotros los responsables por aquello que conquistamos (o no conquistamos).

Nuestra vida está en nuestras manos. Dios nos la dio, como la mariposa azul… Nos toca a nosotros escoger que hacer con ella.

Desconozco su autor.

Anuncios

3 comentarios to “”

  1. Daniela Says:

    Es común que culpemos a los demas de nuestros fracasos y de nuestros males, sin pensar, que muchas veces, somos nosotros que los generamos.
    Gracias por hacernos pensar….

  2. Mai Says:

    Hola..
    Esta muy lindo el cuento, refleja algo tan cotidiano, algo en lo que quizá incurrimos alguna vez..no tan lejana al dia de hoy..
    Creo que solemos atribuir errores o aciertos a los demas..a la suerte, destino..u otras justificaciones que pueden llegar a influir, pero en definitiva quienes sienten, piensan y finalmente actuan..somos nosotros..se puede trabajar sobre lo que no nos satisface..podemos cambiarlo o no si esperamos que todo pase por ” arte de magia”..
    Un beso grande!

  3. Adriana Sivolella Says:

    Hola Daniela y Mai!
    Que acertados sus comentarios!
    En general culpamos a los demás de cosas que nos suceden, para no hacernos cargo, no cambiar actitudes o simplemente por comodidad: es más sencillo que la culpa sea del otro!
    El día que nos propongamos hacernos cargo de nuestra vida y nuestros actos (con sus aciertos y fracasos) nos daremos cuenta que las cosas no eran ni tan malas ni tan difíciles como nos parecían….
    Un beso grande a las dos!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: